Calefacción, sistemas de calefacción

Todo en calefacción, empresas de calefacción y sistemas de calefacción

Calentadores de agua

Posteado el | 27 octubre, 2010 | Sin comentarios

Un tipo de calefacción sencilla y económica, muchos son de gas natural o gas propano, pero más a menudo encontraras que son eléctricos. Por lo general acompañan a un sistema de calefacción central ya que proporcionan una calefacción específica a una zona.

Un calentador eléctrico es un aparato eléctrico que convierte la energía eléctrica en calor. El elemento de calefacción dentro de cada calentador eléctrico es simplemente una resistencia eléctrica, que trabaja en el principio de calentamiento Joule; los cual significa que una corriente eléctrica a través de una resistencia convierte la energía eléctrica en energía térmica.

Por otra parte, una bomba de calor utiliza un motor eléctrico para conducir un ciclo de refrigeración, aprovechando el calor de una fuente, como el suelo o el aire exterior y en la dirección en el espacio en que se calienta. Tales sistemas pueden ofrecer dos o tres unidades de calefacción de energía por cada unidad de electricidad comprada.

Un sistema de calefacción por medio de calentadores de espacio se puede dividir en la manera que transfiere su calor principalmente por convección o por radiación.

Calefacción radiante:

Por lo general utilizan halógenos, este tipo de calefacción eléctrica opera por medio de filamentos de tungsteno en cuarzo resistentes al calor, montado delante de una lamina de metal dentro de una caja de plástico.

Operan como las bombillas de luz halógeno, estas irradian energía infrarrojo para calentar el ambiente. Convierten el 86% de su potencia de entrada a la energía radiante, perdiendo el resto de calor por convección y conducción. La ventaja de las calderas de halógeno es que la radiación que producen es absorbida directamente por la ropa y la piel, sin calentar el aire en el espacio. Esto hace que sean adecuados para el calentamiento de personas en habitaciones con aislamiento deficiente, o incluso al aire libre.

El único detalle es que se debe extremar la precaución en el uso, ya que pueden causar quemaduras si se dejan cerca de artículos sensibles al calor.

Calentadores de convección:

Los calentadores de convección, es un sistema de calefacción que calienta el aire de manera directa, también puede calentar el aceite u otro relleno, que a su vez transfiere el calor al aire. El aire calienta los objetos y personas en el espacio. Los calentadores de convección son aptos para difundir el calor constantemente y aislar el calor en las habitaciones.

Los calentadores de aceite calientan poco a poco el ambiente, pero no llegan a oscilar a temperaturas peligrosas, los sistemas de calefacción eléctrica por medio de resistencias podrán ser asistidos por ventiladores, llegando a la temperatura de calefacción mucho más rápidamente, pero puede suponer un peligro de incendio si no se tiene precaución en su uso.

Commentarios

Escriba una respuesta